¿Cómo mejorar la eficiencia energética de los edificios?

El mercado eléctrico ha roto todos los récords. Los precios se han disparado y las indicaciones de bajar la calefacción (y, por ende, pasar frío) no resultan suficientes. Por este motivo, desde GTI Zaragoza, te contamos algunos consejos útiles que te ayudarán a mejorar la eficiencia energética de los edificios.

Antes de nada, has de saber que en este ámbito intervienen muchos factores. Existen una serie de parámetros que funcionan -a través de letras- como clasificación energética e indican el nivel de eficiencia de una vivienda. La escala va desde la ‘A’, el máximo grado, hasta la ‘G’, el mínimo.

En este sentido, la Comisión Europea ha iniciado los trámites para prohibir la venta o alquiler de pisos con una calificación energética baja. También el Gobierno pondrá a disposición de propietarios, comunidades de vecinos, empresas y administraciones públicas más de 5.500 millones de euros, que saldrán de los fondos Next Generation, para mejorar la eficiencia energética de las viviendas.

Ahora bien, mientras los procesos institucionales se ponen en marcha, existen otras medidas que los inquilinos pueden aplicar. Sobre todo, en esos edificios antiguos que aún están menos condicionados para las necesidades medioambientales actuales.

gti 0322 eficienciaenergetica

El primer aspecto a tener en cuenta son los sistemas de calefacción. De esta forma, resulta conveniente sustituir los sistemas convencionales por propuestas renovables que, si bien, pueden conllevar un gasto inicial, se llegan a amortizar por el ahorro que a la larga generan. Las calderas de condensación o bombas de calor son las más recomendables porque, además de ser más eficientes, emiten menos emisiones directas de Co2 a la atmósfera y mejoran el aislamiento. Por el contrario, la calefacción eléctrica debe evitarse por la gran cantidad de energía que requiere y el elevado nivel de emisiones que comporta.

Las ventanas son otro de los elementos clave, pues son el punto de intercambio térmico entre el interior y el exterior. De ellas depende, en gran medida, que se conserve el frío o calor que se genera en la vivienda. Medidas con un bajo coste, como reemplazar cristales simples por dobles, la colocación de persianas para la protección solar -en épocas de calor- o favorecer la luz natural -en épocas de frío- son actuaciones que fomentan un ahorro de energía.

En el exterior también habría que comprobar el estado de las cubiertas, fachadas o patios interiores, pues son posibles vías de escape de energía. Se estima que este tipo de rehabilitación puede llegar a ahorrar entre un 4 y un 15% de la energía consumida. Por su parte, en el interior, otros puntos clave serían el ascensor, la iluminación o el sistema de agua caliente.

Con todas las cuestiones relacionadas entre sí, los últimos pasos pasan por emplear energías renovables. Estas ayudarán a conseguir que el gasto energético sea más eficiente. Destacan algunas como la solar, la aerotermia o la geotermia, entre otras.

Desde GTI Zaragoza queremos que tu hogar sea lo más eficiente posible. Por eso, si quieres comprar un edificio con las mejores condiciones, puedes ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.