La campaña de la renta 2021 comienza con cinco novedades esenciales

La campaña de la renta 2021 ya ha comenzado. Con un plazo de presentación que se extiende hasta el 30 de junio de 2022, este año se registran tres cambios importantes relativos a rentas, ahorro e inversión.

En GTI Zaragoza no queremos que tengas problemas en tu declaración. Por este motivo, te contamos todas las novedades que has de saber haciendo hincapié en lo referente al capital inmobiliario.

GTI 0522 DeclaracionRenta

Nuevos tramos en la escala del ahorro. Sobre las rentas de capital (plusvalías por ventas de acciones, fondos o inmuebles, intereses, seguros…), los que en 2021 hayan obtenido rendimientos superiores a los 300.000 euros tendrán un incremento de dos puntos porcentuales en el tipo estatal, hasta un máximo del 47%. En el caso de las rentas superiores a 200.000 euros se paga hasta un máximo del 26%. Esto es, tres puntos más que antes. Ahora bien, para rentas del ahorro inferiores a 6.000 euros, se paga un 19%. Al margen de este cambio en los impuestos, se mantiene el mismo sistema de tributación de años anteriores.

Rentas exentas. Hay algunos ingresos por los que, este año, no hay que pagar IRPF. Estos se enfocan en quienes sufrieron las consecuencias de algún fenómeno natural como la erupción volcánica de La Palma o la borrasca Filomena. Ese será el consuelo fiscal, liberar a los afectados de la tributación de las ayudas públicas o excepcionales por daños personales.

Capital inmobiliario. Los arrendadores de locales -no los grandes propietarios- que rebajaron, de manera voluntaria, el alquiler a sus inquilinos a partir del 14 de marzo de 2020, pueden computar, como gasto extra deducible del capital inmobiliario, el importe de dicha rebaja correspondiente a las mensualidades del primer trimestre de 2021. Además, se ha reducido de seis a tres meses el plazo para que las cantidades adeudadas por los arrendatarios se consideren saldos de dudoso cobro y, por lo tanto, puedan deducirse de los rendimientos del capital inmobiliario.

Mejora de la eficiencia energética. Otro de los aspectos a tener en cuenta es que se ha aprobado una batería de deducciones en materia energética para mejorar la eficiencia del hogar. Entre ellas, se encuentra la reducción a un máximo del 20% si en 2021 se han realizado obras en la vivienda que permitan reducir la calefacción en invierno y la refrigeración en verano al menos un 7%. Se requiere que este tipo de obras queden acreditadas mediante el técnico competente y deben haberse realizado entre el 6 de octubre de 2021 y el 31 de diciembre de 2022.

Otro tipo de deducciones las encontramos en las obras destinadas a la mejora del consumo de energía primaria no renovable, siendo la cantidad máxima de 7.500 euros y según la Agencia Tributaria, las que hayan mejorado la calificación alcanzando las letras ‘A’ o ‘B’ en edificios residenciales. En este caso también es imprescindible presentar el certificado y, en principio, se aplicará en 2022, 2022 y 2023. Tiene una base de reducción límite de 5.000 euros hasta un tope máximo de 15.000 euros por año.

Especialidades para mayores de 65 años. Por último, no tributa la ganancia patrimonial generada en la transmisión de la vivienda habitual ni tampoco la obtenida en la venta de algún otro elemento patrimonial (por ejemplo, acciones o fondos), siempre que el importe obtenido se destine, en el plazo de seis meses, a constituir una renta vitalicia asegurada a su favor de un máximo de 240.000 euros.