La realidad virtual aterriza en el mercado inmobiliario

La realidad virtual revolucionará el mercado de compra-venta de inmuebles. Cuando un propietario pretende vender o arrendar su vivienda, espera conseguir un precio justo y realizar una operación rápida. La aplicación de los avances tecnológicos en el sector ayuda a conseguir ambos objetivos, como demuestran recientes estudios realizados desde el sector inmobiliario. Gracias a la realidad virtual , el usuario no necesita desplazarse a su ubicación sino que al cliente le es suficiente con ponerse las gafas para poder visitar cada lugar de la vivienda, conociendo al detalle sus características y su estado de conservación. Durante la grabación, que puede verse tantas veces como se desee, se aborda también una revisión del precio, ya que es posible acceder a la información sobre el valor de propiedades semejantes en la zona.

gtiZaragoza VR

Estas facilidades, así mismo, han conseguido que el tiempo medio para la venta de un inmueble se reduzca desde los 240 días aproximadamente hasta los 187. La realidad virtual permite conocer de una sola vez tantos pisos como las que podrían visitarse físicamente en un mes, lo que facilita una decisión más rápida del inversor. “Poder experimentar la sensación de conocer de una forma tan realista lo que pretendemos adquirir sin límites de distancia y con anticipación es una gran ventaja. Es como tener un piso piloto a miles de kilómetros de distancia”, afirma Miguel Teus, experto del mundo inmobiliario.

Pero este no es el único avance tecnológico que está revolucionando el mercado inmobiliario. Otros dos merecen especial atención: uno de ellos es el Home staging. En la actualidad, existen multitud de programas que permiten realizar reformas virtuales en una vivienda para conocer sus verdaderas posibilidades. A modo explicativo, eliminar un mobiliario anticuado y sustituirlo por diseños más modernos, perfeccionar la distribución de las habitaciones o modificarles el color. La recreación se puede visualizar en 3D.

Otro de los avances tecnológicos consiste en un sistema de geolocalización a través de bluetooth que detecta al cliente en un radio de 150 metros y que le transmite información personalizada a su móvil sobre algún inmueble en el que pudiera estar interesado. Imaginemos que el comprador pasa por una calle donde está el inmueble. El sistema le notifica su proximidad, le ofrece imágenes o un vídeo de la propiedad y, hasta puede visitarlo en poco tiempo. Estos desarrollos están creando un nuevo modelo de negocio y otra forma de comprar que promete revolucionará el sector de las empresas inmobiliarias.