Todo lo que tienes que saber sobre el nuevo impuesto de la plusvalía municipal

 

En primer lugar este gravamen tendrá un carácter retroactivo y se aplicará desde el 15 de junio de 2017. Los que ya hayan pagado desde esa fecha con ventas a pérdida podrán recuperar el dinero -siempre que demuestren la ausencia de ganancia-. Es decir: si desde el 15 de junio de 2017 vendiste tu inmueble por un precio inferior al que lo compraste y aún así has tributado por la plusvalía municipal, una vez que entre en vigor esta proposición de ley (que está previsto para el verano) debes reclamar la devolución.

El Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) han pactado la reforma del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como plusvalía municipal, con el fin de que la venta a pérdidas de los inmuebles no tribute por este impuesto.

 20180209 plusvalia

El Tribunal Constitucional (TC) declaró inconstitucional el pago de la plusvalía municipal en las ventas de viviendas con pérdidas, al considerar que “no se puede imponer un impuesto cuando no se ha producido una ganancia económica”. Por ello el Gobierno, y la FEMP por tratarse de un impuesto gestionado y recaudado por los ayuntamientos, se han visto obligados a modificar el tributo.

La reforma del impuesto también ha modificado el cálculo del tributo en aquellos supuestos en los que sí haya una ganancia patrimonial. En concreto, se han incluido unos nuevos coeficientes según el número de años transcurridos desde la adquisición del inmueble, hasta un máximo de 20.

Estos coeficientes máximos, que variarán desde el 0,09 cuando la venta sea inferior a un año hasta el 0,60 cuando sea igual o superior a 20 años, serán actualizados anualmente mediante una norma con rango legal y podría llevarse a cabo a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado.