Las oficinas flex vuelven con más fuerza

La demanda de las oficinas flexibles, también conocidas como flex o coworking, han vuelto a resurgir al adquirir mayor importancia en el sector inmobiliario. Entre las razones, se encuentran las atractivas ventajas que ofrecen en relación con los interesantes precios y espacios adaptados a los requerimientos empresariales.

El nuevo escenario económico y laboral marcado por las delimitaciones de aforo y la posibilidad del trabajo a distancia, teletrabajo, han potenciado el interés por este tipo de instalaciones por parte principalmente de las empresas, pero también de los inversores.

La oficina tradicional convive de nuevo con los espacios compartidos, ya existentes y utilizados en España hace años, pero con mayor interés si cabe en la actualidad. La percepción de la empresa hacia el lugar de trabajo se ha modificado, al mismo ritmo que se modifican las restricciones establecidas desde el Gobierno para el control de los contagios de acuerdo a las oscilaciones de positivos en coronavirus. Cambios que requieren rapidez en las respuestas y adaptación para que la actividad comercial se vea mínimamente interrumpida, además de garantizar las medidas de seguridad sanitarias a los empleados.

Los espacios coworking ofrecen a los edificios un completo catálogo de servicios que se adaptan hasta las necesidades más específicas de las organizaciones. Desde despachos con diferentes tamaños hasta salas de reuniones, en las que realizar sesiones de trabajo, encuentros puntuales o actividades dirigidas a la formación.

coWorkingCuarte

La versatilidad de estas instalaciones aumenta su carácter multidisciplinar y responden a la agilidad tanto en realización de actos, como a los propios contratos existentes para su utilización. Los alquileres pueden varían desde varias horas hasta varios meses.

Muchas pequeñas empresas han visto en el coworking su salvavidas para evitar el cierre definitivo de sus negocios, pues se convierten en la mejor opción para ahorrar costes de alquiler y suministros indispensables para el desarrollo de su actividad, como el suministro eléctrico, servicio de limpieza o la conexión a internet.

Por su parte, el mercado inmobiliario está prestando cada vez mayor atención a estos lugares como punto de inversión. En este caso los más buscados son aquellos que dispongan de buenas ubicaciones, comunicaciones y en edificios que ofrezcan altos niveles de calidad con el fin de dotarles de mayor rentabilidad.

Un buen ejemplo de las condiciones ventajosas que ofrece el coworking es el creado por GTI Asesores Inmobiliarios y en funcionamiento desde noviembre de 2019 en la localidad de Cuarte de Huerva, Zaragoza. Su ubicación -carretera de Valencia Km 6,5- es de fácil aparcamiento, dispone de transporte público bien comunicado, además de un amplio horario de uso, conexión wifi, office/cafetería, sala de reuniones y sala de formación . La puesta en marcha de este servicio responde además a criterios de Responsabilidad Social Corporativa, RSC, ya que desde GTI queremos apoyar a los emprendedores que requieren de un lugar flexible para poder iniciar su andadura profesional.