¿Sabes cómo vender tu casa a un millennial?

Se habla de ellos en todas partes. Están en las noticias, los anuncios se dirigen a ellos, sus intereses copan las tertulias. Son los llamados “millennials” o Generación Y, jóvenes nacidos entre 1982 y 2000. Eso les convierte en un gran público y, concretamente, en uno en edad potencial de ser el comprador de tu vivienda en muchos casos.

millennials

¿Cómo seducir a un millennial para que se interese por tu inmueble? No es fácil, pero podemos ayudarte con algunos consejos:

1.- ¡Que sea un flechazo!
Si bien esta máxima se cumple para casi todo el mundo, es más verdad todavía para los jóvenes de la Generación Y, los jóvenes amantes de los filtros de Instagram y de los pequeños detalles. Ya hablamos del home staging y de cómo puede ayudarte tener una casa visualmente enamorable, ¡aplícalo! Recuerda: plantas, muebles vintage, colores neutros, iluminación… ¡son auténticos cebos para los millennials!

2.- Explota el minimalismo
En la misma línea del home staging, ¡trata de explotar la ley del minimalismo y de huir del horror vacui!

3.- Sistemas en perfecto estado
Si quieres ganarte la atención del comprador millennial tienes que asegurarte de que todos los sistemas de la vivienda están en buen estado: fontanería, calefacción, sistema eléctrico… Si tu vivienda es antigua compensa esta preocupación común del comprador teniendo estos sistemas inspeccionados y bien reparados, o bien sustituyéndolos por unos nuevos antes de poner la casa en venta. ¡No olvides destacar estas reparaciones, sustituciones y actualizaciones en la comercialización de tu casa para que los compradores sean conscientes de ello!

4.- Cocina de ensueño
Los compradores del milenio quieren cocinas del milenio. Las ollas y las cazuelas han pasado de ser solo territorio de las abuelas y ahora todo hombre moderno que se precie es un chef en sus ratos libres. ¡Haz de tu cocina un espacio en el que apetezca vivir!

5.- Que no falte el rincón-oficina
El teletrabajo o el autoempleo -especialmente en los sectores tecnológico y creativo- están a la orden del día entre nuestros jóvenes. Añade en tu vivienda una pequeña oficina, ya sea en un rincón o en una de las habitaciones, que sea agradable para trabajar: ¡con buena luz y que desprenda mucha paz y calma! Pero sobre todo: con un genial acceso a internet.