Es lo mismo Industrial y Logístico

Pueden parecer cosas iguales, pero no lo son, puesto que las naves industriales están destinadas a actividades productivas y de fabricación, sin embargo las naves logísticas se destinan unicamente al almacenaje de productos para su posterior distribución.

naveIndustrialLos diferentes tipos de actividad condicionan las características requeridas para cada tipo de inmueble, de este modo las naves industriales se caracterizan porque no requieren mucha altura y precisan de portones a nivel de calle para facilitar el acceso a la nave. Sin embargo, en las naves logísticas, al ser el almacenaje su única actividad, la altura a la que podamos almacenar es crítica ya que, a mayor altura, mayor capacidad de almacenaje y por tanto menor repercusión €/m2. En cuanto a los accesos a la nave, los inmuebles logísticos requieren muelles, portones elevados, donde se acopla la caja del trailer y facilita y reduce los tiempos de la descarga de mercancías.

Desde la crisis económica sufrida en 2008, ha sido mucho el tejido industrial destruido en nuestro país. Cientos de industrias tuvieron que cerrar, regenerar este tejido creado por varias generaciones no es sencillo, ni rápido. Por otro lado, la competencia de países como China y Marruecos con mano de obra más económica dificultan más si cabe esta tarea. Y, en este sentido, la logística en definitiva va ganando claramente cuota al sector industrial.

naveLogisticaEl ecommerce es un claro ejemplo de la evolución, de la tendencia hacia la nave logística en detrimento de la industrial. Hace unos años en las naves logísticas almacenábamos mercancías que luego se trasladaban a las tiendas y desde allí a nuestros hogares, con la potente irrupción del ecommerce y sus crecimientos constantes hemos transformado las naves logísticas en grandes tiendas con un coste muy bajo desde donde cuando el cliente realiza un compra se expide directamente la mercancía hasta el lugar que indica el consumidor.

El Cross Docking 

El cross docking es un sistema de distribución propio de la logística lean. Según este modelo de distribución la mercancía es recibida en una plataforma logística donde se clasifica directamente en función de su destinatario. Así, en lugar de almacenar la mercancía y convertirla en stock, la preparamos directamente para ser enviada de la forma más inmediata posible. Ahorrándonos todo el proceso de almacenamiento y recolección.
Este modelo logístico de Cross-Docking se basa en el flujo constante de productos, ahorro de costes, transportes rápido y a bajo coste y un buen servicio de soporte a los clientes. Si estamos aplicando el sistema de Cross-Docking para los procesos logísticos de nuestra empresa, no podremos permitirnos un almacenamiento de un producto mayor que 24 horas, ya que deberemos realizar el envío inmediatamente.

Tipologías de Cross Docking:

El Cross Docking Predistribuido o Directo es donde el proveedor ya organiza las unidades en función de los puntos de entrega. Así, las mercancías son movidas a los puntos de salida, listas para ser despachadas. Esta tipología de Cross Docking es la forma más básica, ya que las mercancías no necesitan de ningún tipo de manipulación adicional.
En el Cross Docking Consolidado o Indirecto las unidades logísticas se reciben e inmediatamente se envían a una plataforma de acondicionamiento donde se organizan en función de los puntos de entrega. Así, se crean unidades logísticas de comercialización preparadas para ser enviadas a los puntos de destino. Este modelo suele utilizarse especialmente para ofertas de productos destinadas a grandes superficies comerciales.

Principales ventajas del Cross-Docking

Al aplicar el sistema de Cross-Docking en una empresa logramos optimizar muchos aspectos de nuestros procesos logísticos. Para empezar, conseguimos aumentar la velocidad del flujo de los productos, ya que todo sucede de una forma mucho más inmediata.
Por otro lado, reducimos considerablemente los costes de manipulación, de hecho se reduce la mano de obra en un 50%. Ya que nos ahorramos todas las operaciones relacionadas con la gestión del stock. Más allá de la mano de obra vinculada al stock, el hecho de que éste no exista reduce también los costes de posesión de existencias y de almacenamiento.
Además, estaremos dando respaldo a las estrategias Just In Time llevadas a cabo por el resto de agentes implicados en la cadena de suministro.